Exposición Estrada y Juan Ariño
Estrada y Juan Ariño
Estrada y Juan Ariño
21 de mayo – septiembre 2024

Para una mirada superficial, la profunda relación de las obras de Adolfo Estrada y de Juan Ariño, pasaría inadvertida. Ambas obras están basadas en la idea -como único concepto- de la objetividad del cuadro que es, antes que nada, como señaló Maurice Denis: “Una superficie plana cubierta de colores reunidos con un cierto orden”. En ambas obras, ese “cierto orden”, tiene un trasfondo de paisaje.

Exposición Estrada y Juan Ariño

En una entrevista a Adolfo Estrada, Luis Marsans le pregunta: “También veo en tu pintura un
claro predominio de las verticales sobre las horizontales. ¿Por qué? ¿A qué responde?”

Estrada: “No siempre ha sido así. Y en mis últimos trabajos hay una mayor insistencia en las horizontales. No sé, quizás se adivinen paisajes. Como los de la Patagonia y su horizonte infinito. ¿Estaríamos de nuevo en la frágil frontera entre abstracción y figuración? No sé. Quizás acabe haciendo paisajes. Como tú. Pero será un camino largo…”.

En cualquier caso, las obras verticales de Estrada a veces también pueden sugerir ventanas que enmarcan un paisaje.

Exposición Estrada y Juan Ariño – políptico “Chinos”

Según Pierre Ryckmans la palabra paisaje se expresa en chino con la unión de los ideogramas de mar y montaña. En su texto del catálogo de la exposición en La Casa Encendida, Juan Ariño señala que:

“La calculada ambigüedad de mis cuadros entre el paisaje y la abstracción viene de la influencia que en su momento tuvo sobre mí el expresionismo abstracto americano […] El aspecto pintoresco del paisaje y sus detalles no me interesan. No pinto paisajes concretos sino cuadros […] utilizo la estructura interna del paisaje -la horizontal y la vertical, el mar y la montaña- como elementos fundamentales de la composición”.

El mar y la montaña, la horizontal y la vertical -el nivel y la plomada- no son sino la manifestación del efecto de la gravedad -bien sea sobre los líquidos o sobre los sólidos-, algo que va mucho mas allá de cualquier preferencia estética y que está fundamentado en quizás la más profunda ley del universo.

Esta relación es evidente en la pintura de Adolfo Estrada. En un reciente catálogo del artista, Guilherme Guimarães Sebastião, señala que sus cuadros están formados por “planos rectangulares, colores puros y el predominio del movimiento vertical y horizontal”.

Por su lado, también Juan Ariño señala en el texto citado anteriormente:

“No trazo casi nunca verticales y horizontales pero están implícitas tanto en mis formatos como en mis dípticos, trípticos y polípticos y, esencialmente, en la propia composición interna de mis cuadros en los que de una forma tácita están siempre presentes”.

Finalmente, ¿no es el horizonte el elemento fundamental del paisaje?

Exposición Estrada y Juan Ariño

Artistas